Manual de uso: sandalias de tacón

24 Mar

Viendo las colecciones de esta primavera me he dado cuenta de que cada vez más se están viendo las típicas sandalias de tacón ultra fino.

Frida Giannini para Gucci

 

Juanjo Oliva

 

angel schlesser

 

Lanvin

 

Givenchy

 

Stella Mccartney

 

Giambattistas cavalli

 

Esto es muy bueno, porque considero que es uno de los complementos que más sofisticación nos puede aportar a cualquier look. Pero a la vez malo, porque de la misma manera suelen los típicos zapatos que torturan nuestros pies, además de que en ocasiones aparece lo que yo llamo el efecto garra, que no es más que tus pobres dedos aferrándose a la vida mientras un taconazo y unas finísimas tiras lo maltratan.

Tras mi meditación sobre el tema he llegado a unas cuantas conclusiones que seguro que vienen bien antes de aventurarse a comprar algún que otro par.

-Tener muy en cuenta que resbalan. Normalmente con el sudor, las medias, o simplemente el materia de la suela, nuestro pie tiende a resbalar hacia adelante. En este caso a mi me gusta recurrir a las plantillas antideslizantes porque sinceramente, queda feísimo el pie salido.

-La talla es importantísimo. Cuando un zapato es cerrado y tiene más sujeción la talla importa menos (podemos hacer uso del famoso truco de los algodones). Pero aquí no hay truco que valga, si no queremos que la sandalia se vuelva loca y baile tendremos que fijarnos bien en que este sujeta y se nos ajuste. No nos podemos olvidar de que si vamos a usar plantillas necesitamos algo mas de espacio, porque si no para cuando lleguemos a casa nos tendrán que amputar algún que otro dedo.

– Tener en cuenta el material. Parece una tontería pero muchos materiales, entre ellos la piel, suelen ceder, y aunque en el momento de comprarlas nos queden perfectas luego nos pueden quedar grandes.

-El tacón es importante. Un taconazo en el momento de compra suele quedar increíble, pero tenemos que pensar en que lo vamos a llevar puesto más de cinco minutos y que normalmente con el uso va a doler (para presumir hay que sufrir). Por lo que siempre es mejor apostar por un tacón moderado antes de un taconazo que nos deforme los pies.

¿Qué trucos usáis vosotras? ¿Os gustan estos zapatos?

Un besazo! Nos vemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: